El gobierno invisible, de nuevo…

La industria del tabaco y sus derivados producen unos beneficios colosales desde hace muchos años  en este sector donde el monopolio es rey.  Este sector tiene la gran ventaja  de que su producto produce una gran dependencia al consumidor a pesar de él, esto es debido a la nicotina.  Este es un mercado de ensueño. El estado durante estos ultimos treinta años lo único que ha hecho es cobrar más impuestos, prohibir el consumo en lugares públicos, prohibir la publicidad, promocionar productos sustitutivos de los cigarrillos, etc… el resultado es que ha bajado un poco el numero de fumadores pero siguen habiendo 700.000 personas al año que mueren  en Europa debido a la inhalación de residuos por la  combustión de tóxicos al fumar cigarrillos.  En mi opinión deberían avergonzarse por un resultado tan pobre, pero no saben donde está “eso”.

el gobierno invisible y los cigarrillos electronicos

El cigarrillo electrónico que llegó al mercado hace a penas 10 años ofrece una alternativa real y eficaz.  Gracias a los  avances tecnológicos  que han hecho posible  baterías con mas autonomía, el cigarrillo electrónico reproduce los mismos gestos del fumador, absorbe vapor de propilenglicol con diferentes aromas y puede llevar o no nicotina.  El propilenglicol que se utiliza en las líquidos es un producto certificado No tóxico ( aunque algunos interesados lo olviden) y se utiliza desde hace muchos años para aerosoles y para el humo de las discotecas.

el gobierno invisible y los cigarrillos electronicos

Millones de fumadores han dejado el tabaco para pasarse al cigarrillo electrónico y el numero no deja de aumentar día tras día. algunas fuentes indican que hay  7 millones de europeos que lo utilizan de forma cotidiana. En estados Unidos las ventas se van a triplicar en el 2014 comparándolo al 2013. Según algunos estudios el cigarrillo electrónico podría adelantar al cigarrillo tradicional en los próximos 10 años.

La industria del tabaco está viendo el aumento exponencial del consumo de cigarrillos de vapor al mismo tiempo que sus ventas se están viendo afectadas a la baja. Los fumadores de cigarrillo electrónico reciben ahora su dosis de nicotina pero no va acompañada de los asesinos y peligrosos tóxicos que son responsables de la mayoría de enfermedades respiratorias, canceres, etc.. Es un problema de Salud Publica que parecía no tener solución pero poco a poco esta viendo una salida más saludable.

el gobierno invisible y los cigarrillos electronicos

El Estado que no ha colaborado para nada en el uso y propagación del consumo de estos aparatos electrónicos, tiene el deber y la responsabilidad de tomarse en serio la regulación  del mercado y de estos dispositivos.  Nadie puede negar  el gran  impacto positivo que brinda el cigarrillo electrónico para la Salud Publica. No le pedimos que inventen nada a esta pandilla de asnos, solo les pedimos determinen una normativa y regulación de forma sincera dejando intereses a parte. Ellos son los únicos que pueden ayudar, si realmente quieren, a la salud de la sociedad y cortar de una vez por todas el  oligopolio del sector tabacalero protegiendo y dinamizando en la competencia del mercado.

Las empresas privadas son capaces gracias a avances tecnológicos de construir rápidamente un producto viable económicamente, responsable y de buena acogida por parte del consumidor final. Se arriesgan, encuentran soluciones, distribuyen e introducen nuevos hábitos a la población de forma eficiente. El estado debería pensar si quiere ayudar a estas empresas a salvar vidas de forma eficiente o si quiere seguir protegiendo un producto que esta matando a miles de personas en España al año  sólo por intereses económicos.

Queridos pandilla de vagos interesados, ya está bien de huir de vuestras responsabilidades, a ver si empezáis a pensar en el  bien estar de la población y dejáis de pasaros sobres, engañar y mentir, porque sois unos auténticos impresentables. No pongan palos en las ruedas a quienes quieren una sociedad mejor que no quieremos parecernos a vosotros.

el gobierno invisible y los cigarrillos electronicos