La tecnología y la domótica han revolucionado el concepto que teníamos tradicionalmente de hogar. Hoy es posible controlar desde nuestro smartphone el termostato de la calefacción o, incluso, que nuestro frigorífico nos avise de que debemos hacer la compra.

La iluminación no ha sido una excepción. Programar y controlar las luces de nuestro hogar a través de la tecnología es ya una realidad. En ello ha sido fundamental la incorporación de la tecnología wifi a las bombillas tal y como ha hecho el gigante sueco, Ikea.

Pero ¿qué son las bombillas wifi de Ikea? Estas son una serie de bombillas conectadas a través de la red wifi para poder comunicarse por medio de un mando a distancia. Gracias a este es posible encenderlas y apagarlas, pero también podemos regular el brillo y la calidez de la luz que emiten para así conseguir la iluminación exacta que deseamos en casa.

El funcionamiento de las bombillas wifi

¿Cómo funcionan las bombillas wifi de Ikea? Es una pregunta sencilla de responder. Estas dependen esencialmente de la conexión wifi que tenemos en nuestro hogar. Una vez instaladas las bombillas en el lugar de la casa que queramos iluminar es necesario configurarlas, es decir, establecer la intensidad y el brillo que deseamos. En total pueden conectarse hasta 10 bombillas a la misma red.

Además, su control posterior tiene lugar mediante un mando a distancia, el cual evita que tengamos que disponer de esos antiestéticos cables. El de las bombillas de Ikea es un mando redondeado muy sencillo, pues cuenta tan solo con unos pocos botones con los que es posible encenderlas, apagarlas y regularlas con tan solo deslizar el dedo por el mando.

¿Qué ventajas tienen las bombillas wifi?

  • La comodidad: Es su principal beneficio, pues nos permite manejar las luces de la casa sin tener que levantarnos del sofá.
  • La personalización: Podemos regular las luces a la intensidad y brillo exacto que nos apetezca en cada momento. Así, con una sola bombilla podemos crear diferentes ambientes.
  • El ahorro: Estas bombillas utilizan tecnología LED, razón por la que su vida es mucho más larga y su consumo es menor. Además, la facilidad con la que podemos manejarlas hace que las apaguemos siempre que no son necesarias.

La única pega que podemos ponerles es su precio. ¿Cuánto cuestan las bombillas wifi de Ikea? El kit de entrada de Ikea cuesta 79 euros. En él se incluyen un par de bombillas wifi, pero también el mando a distancia y el dispositivo de conexión. Si queremos incluir más luces, cada bombilla ronda entre los 10 y los 20 euros, dependiendo de su tamaño y potencia. Un precio que está por encima de la media, aunque hay que tener en cuenta el ahorro que suponen a la larga al ser bombillas LED.