La revolución digital ha cambiado buena parte de nuestros hábitos, pero también lo ha hecho en las rutinas de los más pequeños. Nuestros hijos no juegan ya con los mismos juguetes con los que lo hicimos nosotros, pues la tecnología ha revolucionado la industria juguetera. Su inclusión, además, ha abierto las posibilidades de la pedagogía a través del juego. Hoy por hoy existen una gran cantidad de juguetes con los que aprender de una forma completamente lúdica.

¿Cuáles son los juguetes electrónicos más recomendables?

Smart Anatomy

Premiado como el mejor juguete electrónico de 2016, se basa en la premisa de aprender jugando. ¿Qué es Smart Anatomy? Consiste en una especie de cuerpo humano interactivo a través del cual los más pequeños pueden descubrir los secretos del cuerpo. Desde los huesos y músculos hasta el aparato digestivo, cientos de datos e informaciones para seguir aprendiendo de una manera lúdica.

Robot Robi

Pensando en los más pequeños de la casa, Matel ha diseñado su robot Robi. ¿Qué podrán aprender con Robi? Canciones y bailes, pero también podrán tener su primer contacto con los números y las letras. El Robot Robi se adapta a los diferentes ritmos de aprendizaje de los niños gracias a los tres niveles con los que cuenta. Además, nos ofrece también la oportunidad de grabar frases con nuestra propia voz para que formen parte de sus canciones. Un compañero de juegos de lo más moderno con el que aprender desde la diversión.

‘Tablets’ educativas

Las tablets educativas son una opción muy adecuada para cumplir con la premisa de aprender jugando. ¿Qué ofrecen las tablets? Cuentan con una amplia variedad de juegos y aprendizajes, existen tablets especializadas en un solo conocimiento, como por ejemplo los idiomas, otras dan la posibilidad de descubrir un montón de cosas a través de sus juegos.

Zowi

Zowi es otro robot diseñado por BQ. En esta ocasión está dirigido a niños un poco más mayores. ¿Qué es lo que puede hacer Zowi? El robot pone a nuestra disposición actividades de todo tipo con las que nuestros hijos sentirán la tecnología mucho más cercana. Funciona por etapas, por lo que es necesario terminar un nivel para poder pasar al siguiente, una forma muy sencilla de escalonar el aprendizaje según las capacidades de cada niño.

Smart Globe Infinity

Aprender geografía también puede ser divertido. ¿Qué es Smart Globe? Es un juguete electrónico conectado a Internet que permite a nuestros hijos descubrir los grandes accidentes geográficos de la tierra. Gracias a sus juegos y actividades interactivas los más pequeños de la casa se pueden convertir en expertos en la materia.

Juguetes electrónicos molones

En definitiva, la tecnología nos ofrece hoy un nuevo punto de vista sobre el juego para nuestros hijos. Aprender y jugar se han convertido en dos conceptos complementarios y fundamentales en la educación de los niños.